viernes, 2 de septiembre de 2011

NOSTALGIA


Recuerdos.

Salía de casa muy feliz pues con solo 9 añitos ya podía ayudar en casa, me mandaban a por hielo a” LA CHESTANA” una bodeguilla en la que vendían vinos de todos los tipos a granel, amontillados de Utiel ,dulces ,Yecla ,Jumilla ,grandísimos toneles dejaban por sus junturas aromas a uva fermentada.
   También vendían hielo en barras grandísimas que partían con una inmensa cizalla y así se podía transportar a casa, y es que teníamos nevera, no las de ahora eléctricas, eran de hielo, metías arriba en un departamento que tenia el trozo de barra de hielo y duraba casi todo el día en invierno, y medio día escaso en verano pero algo era algo.

   Después me dirigía por una calle de tierra entre campos hacia el cole al final de la calle entre campos de patatas, en el recodo de una de las innumerables acequias en las que probé sus frías aguas, a la derecha se situaba una cancela de hierro de un pasadizo bajo de la edificación de las antiguas dependencias en el internado de los escolapios.
   Entrábamos al montón, solo chicos uniformados con aquellos blusones de rayitas azules y blancas con bolsillos a los lados y un simulado cinturón cosido a la espalda, sentados esperábamos a que el Sr. profesor pasara lista-“Albiol,Alcober,Velazquez,Cano ,Carles............Yo estaba casi al final ,oía mi apellido –Quintana- y había que contestar “Presente”.

   Eran buenos profesores ,de los de antes, de los de palmada con la regla de madera en la mano, y a veces en la punta de los dedos, para todos claro para no discriminar, situado al final de la clase sentado en una silla volvía a pasar lista ---Rodríguez-...”PLAS”, en toda la palma de la mano, Solís- “ZAS”.
   Algunas tardes tocaba gimnasia que se empezaba como siempre con música y el brazo en alto” Cara al sol con la camisa nuev.............” y en los recreos ,”Churro va”.
Y por supuesto muchos sábados a misa en la capilla ,era un colegio de curas.

   Por la tarde después de clase a robar cascabellicos agrios como ellos solos, otros días sacábamos un paquetito de sal del bolsillo y tras coger prestado un suculento tomate valenciano allí mismo en el campo de detrás, y con una navajita de llavero a trozos merendábamos y bien a gusto ,unnnmm que rico sabia.
   Creo que eran los jueves, no todos, que hacíamos pellas, y ala a coger samarucs, y si no a saltar acequias y ya tarde a casa "chopados" y llenos de barro,,,,,,Manolín otra vez lleno de barro, ala castigado. Una santa eso es lo que era mi madre.
   Los sábados excursión a la acequia de vera a cazar melones o sandias, lo que primero pasara flotando, con las lanzas hechas de caña valenciana robadas en el castillo maldito.

   Una vez vimos una tortuga gigante, se la llevo la guardia civil, otro día el melón era la cabeza de un hombre en el fango semienterrado, que susto, otra vez la guardia civil.
   Muchos días de fiesta explorábamos la antigua papelera, por una rendija del muro accedíamos al interior y en unas balsas pegadas al lado de la playa observábamos las carpas de colores ,si era en verano ,de un salto al muro del este y vistiendo un calzón viejo guardado en algún bolsillo nos bañábamos en el charco parra cerca de la patacona , lo difícil era volver pues un poblado gitano habitaba la zona y teníamos que pasar por medio para llegar al puente de madera que separaba la playa de Alboraya y la de la Malvarrosa, también ,a veces corríamos a la orilla de la playa y cruzábamos la acequia a pie con agua a la cintura o mas, claro que éramos unos retacos de palmo y medio.

   Y los domingos en verano los padres nos llevaban frente a la iglesia de Vera, al otro lado de la acequia a un chiringuito,,,El tío Pepe,,, horchatita y fartons, a mi particularmente me gustaban más las rosquilletas, pero la mayoría siempre triunfaba, yo después me vengaba y me comía tres, y disimulaba.
Continuará.

No hay comentarios:

Vendo Piso en Malvarrosa

El inmueble está ubicado a 200 metros de la playa, orientado al oeste todo exterior con balcón de 6 mts. Dispone de cuatro habitaciones, ...