viernes, 10 de febrero de 2012

CARONTE



     La nave surca el espacio siguiendo las coordenadas establecidas, el comandante único viajero de la nave apunta en un pequeño tablet,<continuamos sin incidencias graves solo un ligero desperfecto en una de las antenas a causa de algún impacto de basura espacial al inicio del viaje, hace varias horas que desperté del largo letargo inducido, me encuentro bien, mis constantes vitales exploradas por el ordenador de abordo se mantienen en perfecto estado aunque mi frecuencia cardiaca está alta, pienso que es a causa de los nervios.

Diario de abordo. 9 horas, En fecha 15 de marzo del año 2090 de nuestro señor.

     Fletcher estaba preocupado, se mantenía activo para mantener su mente ocupada y desentumecer sus músculos , después de tres meses de letargo la inactividad había agarrotado sus articulaciones y su cerebro aun no coordinaba bien, poco a poco la sensación iba mejorando pero su pulso permanecía alterado y le costaba algo respirar, síntoma que  solía ser a consecuencia de la poca gravedad y la falta de alimentación sólida pues al mantenerse en estado vegetativo en sueño profundo solo se alimentaba este tiempo a través de una sonda.
     Distancia recorrida desde el inicio 50,4 Unidades astronómicas, lo que equivale a 7.529.000.000 kts, que pasado a nudos aeroespaciales  es 4.699.750.312,10 knots o nudos,  o  unos 0.00079582 Años luz.………
     Repasaba las distancias y hacia juegos mentales, ya estaba cerca de su destino “Caronte “un pequeño asteroide ligado a Plutón con un diámetro aproximado de 1.172 kts y distante de este unos 20.000 kts
Parece no moverse pero es por la sensación óptica pues la atracción de Plutón a frenado sus rotaciones y ahora presenta siempre la misma cara.

     Mientras mira por la diminuta escotilla el contorno del asteroide de color apagado observa que la  sombra por su posición apaga su vista, compara sus características con su alejado planeta tierra, no hay colores verdes dado que  la vegetación es casi inexistente, solo líquenes , algunas pequeñas manchitas algo azuladas indican la presencia de liquido que aunque limitado puede llegar a hacer habitable el planeta en algún futuro, pero no a los hombres , de momento, pues las temperaturas son ínfimas para la vida humana no obstante en un futuro puede ser la salvación a nuestra especie.

     De un lento giro, y medio flotando accede al otro lado de la cabina e intenta descubrir la situación de la tierra, se la figura como era cuando él comenzaba su niñez, verde y azul con zonas color tierra y pequeñas nubes blancas, ya casi no se acuerda, era muy pequeño cuando el cambio climático dio un gran vuelco y acelero la degradación del planeta.
    Todo por la estupidez de los políticos y la dejadez de los habitantes que esquilmaron los bosques y los océanos enturbiaron la atmósfera y sentenciaron a la tierra, por lo menos para la vida humana.
Recuerda a su mujer “Eva”, tan risueña, tan sincera, -tan frágil-.

Sus pulmones no soportaron la contaminación, igual que otras muchas personas que acabaron su vida entre ahogos y padecimientos”Mierda de especie”, somos los únicos seres que hemos destrozado nuestro planeta hasta hacerlo inhabitable, nos lo merecemos,,,,,,,,pero ella no se lo merecía, ella reciclaba la mayoría de desechos, tenia plantas por todas partes, siempre me decía- no hagas esto o lo otro no desperdicies el agua ojo con los medicamentos ….

En su mente se formaban imágenes de ella, sonriendo, balanceando su pelo a un lado con ese gesto de niña, con esa mirada cautivadora.
Avisa el ordenador de abordo:
-“Final de la súper aceleración, la nave pasa a velocidad de crucero normal, tiempo de llegada 5 horas 33 minutos” una voz metálica le recordaba que el final del trayecto estaba cerca, el comandante pasó al sillón de los controles de mando y cotejó algunos datos con la computadora.

     15 minutos más tarde, después de abrir una bolsa con alimento liofilizado y mezclarlo en el mismo envase con agua vitaminada, apuró todo el contenido a través de una cánula, con precaución de no dejar escapar ningún resto pues seria perjudicial para los aparatos electrónicos que algún resto de comida liquida flotando el la semi atmósfera de la nave provocase desperfectos, acto seguido volvió a mirar por la escotilla en dirección a Caronte.
     Seguía notando algo raro en su pulso y ahora la respiración se le estaba haciendo más pesada pero embelesado con las vistas estelares lo dejó estar, en ese momento sintió una vibración por todo el compartimiento, un cambio de intensidad de la luz en la cabina le alertó, se sujetó el cinturón del sillón de mando y preguntó en voz alta al ordenador.

-Mac 3000, comprueba estado de la zona exterior de la nave, ¿hay daños?
-Otra vez la voz metálica contesto
- Estado del escudo protector OK, estado de los motores OK,
 -Estado general de energía OK.
-Mac 3000, ¿a que es debida esta vibración y la variación en el alumbrado?
-Comandante, estamos atravesando una zona con perturbaciones eléctricas.

Comprobado el estado de la nave se sintió mas tranquilo y decidió relajarse unos minutos, se desato el cinturón del sillón de mando y girándolo intento levantarse, al hacerlo sintió un leve desvanecimiento y volvió a notar las luces variar de intensidad, la vista se le nublo, intentando no desmayarse respiro hondo cuando de pronto un pequeño resplandor apareció delante de él.
Fletcher centro su vista y advirtió que en el medio de la aureola de luz una figura le miraba fijamente, al aclarársele algo más la vista un frío repentino recorrió su espalda, allí delante de él estaba su mujer Eva.

-Pero es imposible, tu quien eres, estas muerta.

Petrificado en la silla, las gotas de sudor le caen por la cara, intenta deshacerse de la visión sacudiendo la cabeza pero,,,no, allí sigue la figura de su mujer, le levanta la mano y parece saludarle, él cierra los ojos y permanece inmóvil, entonces la voz de ella suave y melodiosa como siempre  le nombra.

-Roy,Roy, soy yo , tu mujer, tu amada, estoy aquí contigo, ¿no quieres mirarme?
-Tú no eres Eva, ella murió, no puede estar aquí.
-Recuerdas cuando aun nos podíamos bañar en la playa, antes del cambio de clima, y recuerdas cuando escondidos en el descansillo del portal de mi casa me decías que siempre creerías en mí, pues ahora te pido que creas incondicionalmente en mí.

     Fletcher medio llorando observa la figura de su mujer y asiente con la cabeza, no le queda otra elección que creer en lo que esta oyendo, se siente cada vez mas mareado.
-Amor Mío, he vuelto con tigo solo unos momentos, tu vida corre peligro, algo va mal en la nave, algo esta a punto de ocurrir y solo tu tienes en tu mano la solución,”céntrate, observa los controles, un fallo en  alguno de ellos amenaza la misión”

-Adiós cariño, siempre te he querido y te querré.
   La aureola con la figura de Eva desaparece y Fletcher vuelve a respirar profundamente y haciendo caso del aviso escudriña todos los controles del tablero de mando, introduce datos en el ordenador, pero cada vez se siente mas aturdido, la voz metálica da un aviso.

-“lanzamiento del  contenedor en 3 minutos”

Se siente morir, sigue mirando la pantalla del ordenador, y no encuentra ningún dato erróneo.

-“lanzamiento en, 10, 9, 8 ,7,……

El contenedor con toda clase de bacterias preparadas para crear mejores condiciones de vida en el planeta se lanza y se dirige hacia Caronte, al tocar tierra unos depósitos pulverizarán estas bacterias en la pequeña atmósfera del asteroide y en pocos años harán la atmósfera respirable y los líquenes gracias a ello evolucionaran hacia vegetales y quizá en un futuro no muy lejano este pequeño planetoide podrá albergar vida humana.

-La voz metaliza entonces da el aviso, fin del viaje de ida, comienza la maniobra para aprovechar  la gravedad de Caronte y orbitar en dirección a la tierra, comandante “alerta”.

En su ultimo halo de vida ve una pequeña luz en el tablero que comienza a parpadear en rojo, es el aviso de atmósfera contaminada con dióxido de carbono, casi sin fuerzas se aproxima a un lateral del compartimiento y estirando el brazo consigue pulsar un botón de emergencia, los tanques de emergencia con oxigeno evacuan rápidamente este y entonces la atmósfera de la nave se hace mas respirable.

     En el ultimo instante Fletcher realiza los pasos para realizar la orbita en Caronte y se sienta conmocionado por lo sucedido, algo más tarde cambia uno de los filtros de oxigeno averiados.

Mientras se sitúa dentro del cofre de letargo y se conecta las sondas de alimentación y los sensores vitales piensa en su mujer, la nave tardará meses en retornar a la tierra y él esta vivo, ,,vivo gracias a su mujer, o quizá no, quizá gracias al amor que siempre se han tenido, que le ha mantenido despierto mientras respiraba el toxico CO2, gracias al amor , que le produjo la visión de su esposa , visión real o ficticia, pero ahora ya eso no tiene importancia, él piensa que ella volvió para salvarle, visión ,presencia irreal,milagro,no se puede saber lo que es cierto.

Pero la verdadera realidad  es que el amor a veces logra cosas insospechadas.

FIN


viernes, 3 de febrero de 2012

Carmencita

        ¡Hoy está tardando mucho, ya tenia que haber pasado! , son las 5 de la tarde y suele ser puntual.
Carmencita se afanaba en dar betún a sus botines y les pasaba el cepillo una y otra vez observándolos minuciosamente a contraluz para ver si todos sus lados estaban igual de lustrosos,  de vez en cuando giraba la vista y escudriñaba la calle desde la ventana, pero esa tarde el muchacho parecía que no iba a pasar.

Junto al alfeizar de la pequeña ventana, sentada  seguía oteando una y otra vez por si acaso el joven fuera a pasar aunque fuera ya muy tarde, en uno de los vistazos lo distinguió por su pesado caminar, allá a lo lejos un chaval apoyándose en sus dos muletas recorría la calle lentamente, sus piernas enfundadas con varillas y cuero se balanceaban de atrás hacia adelante y poco a poco fue acercándose a la ventana, llevaba la mirada baja como intentando no mirar a las gentes que a su lado pasaban pero se le notaba mucho el disimulo pues al cruzar justo por debajo de casa de Carmencita hizo un giró rápido de la cara y al verla esbozó una sonrisa.
Carmencita apenas se podía asomar y lo vio girar la esquina allá al fondo de la calle.
      
        ¡Mama , Mama!  Me voy  al parque…

Su madre desde la cocina asintió y la vio salir por el  pasillo girando las ruedas de su silla, después desde la misma ventana por la que miraba su hija la siguió con la vista hasta que giro la esquina que daba al parque, desde hacia unas semanas notaba que a su hija la inundaba una inquietud y una alegría que desde la enfermedad no se le veía.
   
        Empujando las ruedas de su silla, con sus delgaditas piernas muy juntitas y calzada con sus resplandecientes botines, se encaminaba al parque, hacia dos horas que se había arreglado con su suéter preferido su faldita corta y los leotardos que estaban tan de moda, se dirigió directamente hacia el rincón mas apartado del parque, derechito a el banquito donde el muchacho de las piernas con alambres permanecía sentado y despacito como haciendo tiempo se situó junto a él.
  
        Casi un mes había pasado ya desde la primera vez que se vieron y aun no se habían dirigido la palabra, pero todas las tardes casi a la misma hora como si tuvieran un acuerdo tácito acudían los dos, el con sus muletas y ella con su silla, se miraban y sonreían y dejaban pasar la hora y media que tenían para estar en el parque.
  
      Hoy seria el día en el que Carmencito se atrevería a preguntarle algo, y por supuesto toda decidida nada más llegar le obsequio con una pregunta,

-¿Como te llamas?
-Carlos, contesto el muchacho poniéndose muy colorado, Carlos Seguí.- ¿y tu?
- yo me llamo Mari  Carmen, pero todo el mundo me dice Carmencita, como soy tan menuda.

    Esa tarde no se dijeron nada más no obstante no les hacia falta, algún vinculo les mantenía conectados aun estando en silencio, sonriendo todo el tiempo paso la hora y pico para volver a casa, ese día él la acompañó y con un beso en la mejilla la dejó en casa.
  
    Unos meses antes en un hospital dos pacientes muy jóvenes se debatían entre la vida y la muerte y por suerte algo recuperados mientras los paseaban por los jardines del edificio se conocieron.
 
Eran tiempos difíciles “La Polio” hizo estragos entre la población joven.
   Al día siguiente hacia las 5 de la tarde y mientras Carmencita lustraba sus botines un joven con alambres en las piernas llamaba al timbre…..
Soy Carlos,    ¿Está Carmencita?


jueves, 2 de febrero de 2012

fragmento de un proyecto....

Hola de nuevo.
 
    Hace algún tiempo que no me paseo por este rinconcito de lectura, no tengo tiempo para escribir,
o por lo menos no el que me gustaría , hoy revisando mis apuntes de el proyecto de novela,  he copiado un trocito para dejarlo en el blog y compartirlo con el que quiera leerlo.
     Es cortito pero ya habrá más.





El día era luminoso la brisa mecía el pelo de la joven y Sandoval parecía contrariado, allí sentados en la hierba junto al riachuelo los dos apretaban sus manos y en silencio se miraban a los ojos.
-Me tengo que ir
-Ya lo sé, contestó Marisa
-Vuelve conmigo
-Me gustaría pero esa no es mi época, no sería correcto.
Sandoval esbozó una leve sonrisa y le dio un beso en la mejilla
-No puedo quedarme, me he acostumbrado a la tecnología
-pero me ha gustado mucho conocerte
-Y a mi conocerte a ti le contestó Marisa derramando una lágrima

Francisco quitó el tapón de la pequeña botella y rápidamente, de un trago se bebió su contenido.
Luego entre convulsiones se desvaneció.

Vendo Piso en Malvarrosa

El inmueble está ubicado a 200 metros de la playa, orientado al oeste todo exterior con balcón de 6 mts. Dispone de cuatro habitaciones, ...