martes, 27 de septiembre de 2011

Rumbo nuevo






Maria, risueña Maria, sueña volver a su vida.
Quiso la suerte que conociera al hombre que 
le amargaría la vida,

Ella vaga sola por su amarga ruta,
Él escapa de casa y con la nieve disfruta,
Ella sufre en silencio sin encontrar la salida,
extraña en su ambiente, con la mirada ausente.

Él a través del cristal sueña con  arco-iris de colores
y se baña para compensar en fluidos de alcoholes,
después para bajar la cuesta alimenta su mal con 
pastillitas para la ansiedad.

Maria no daba el paso, simplemente arriaba las velas 
para no naufragar,parcheaba la balsa que la mantenía 
a flote pero las espinas del camino se amontonaban en 
cada recodo, en su mente se repetía 
“Aguanta  que esto pasará”,

Más el rescoldo del amor que aun se mantenía encendido 
un día moribundo se agotó.
El querer roto ya no llena su alma y pasea por las aceras
buscando olvidar las penas.

Descansa su cuerpo al abrazo de otra soledad, intenta 
llevar el paso con la inercia delos demás,
Él ya no levantará el vuelo, buceará cada vez mas hondo 
hasta tocar fondo y cesara de maltratar y parará su vida 
enroscado a alguna línea blanca o tirado en un callejón 
empapado en  Néctares volátiles ¡¡¡ Quien sabe ¡¡¡

Maria emprendió el paso y visitó a la justicia, 
mudó su hogar, arrancó las raíces podridas que la asían 
a su antigua vida y cogió el timón.

Tal vez su viaje sea largo y cansado, tal vez el destino 
le depare tragos amargos y bocados agrios, pero un día 
el epílogo desvelará la realidad y se sentirá tranquila
y segura, y las nubes se abrirán, el cielo limpio asomará 
a su existencia y el sol inundará su camino.

Y la gente verá que Maria, la risueña Maria, ya no vaga sola, 
que ahora lleva las velas izadas y guía su rumbo firme  y deja 
atrás un capítulo caduco.

Y ese día ella será feliz.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Mi ying y mi yang





Fragmentos de una existencia, piezas del puzzle que forma mi camino, el guión de una obra que voy forjando con mis aciertos y fallos, la ruta del navío que guía mi vida, incluso el laberinto de acciones con su causa y efecto que desvían mis pasos por un corredor u otro para llevarme gracias al aprendizaje adquirido hacia una meta ambigua.
En los premios y en los castigos, en los achaques, enfermedades, accidentes, situaciones embarazosas, en las perdidas de familiares ,en los nuevos  nacimientos,  también en las buenas y malas acciones , cuando leo, cuando escribo, cuando rezo a Dios o a la naturaleza e incluso cuando grito..
En todos los momentos de mi vida aprendo algo, cada gotita de información va llenado el vaso y a pesar de todo al final del camino creo que me pasara como a aquel sabio que dijo:
Yo solo se que no se nada.

viernes, 16 de septiembre de 2011

EL DESENLACE




Cuarto capitulo
EL DESENLACE

PRRRRRRFFFFFFFFFF… una atronadora ventosidad surgió desde algún punto de la sala, girándose todos miraron a Ramón, él con cara de niño bueno dijo rotundamente,-Yo no he sido
y desde lo alto de la repisa de la chimenea donde se había subido Maru comento:

-         Perdón,,,,,, es que se me ha escapado mientras me subía a la chimenea, deben de ser la docena de bollos que me he zampado, se iban ha estropear con el agua.

Jose fina se dedicaba a hacer largos al estilo crol de un lado a otro de la improvisada piscina y Julio la imitaba pero en sentido contrario, mientras Jose Luis y Manolo tensaban cada vez más la cadena hasta que una de las puertas cedió, la suerte fue que era la del pasillo, apartaron los trozos de madera residuales y llamaron a las mujeres para que salieran las primeras.

El agua pasaba de los dos metros de altura y Maru junto con Jose Fina intentaron subir pero no pudieron, rápidamente entre los cuatro hombres la auparon e hicieron lo mismo con Fina, uno junto a otro asomaron sus cabezas aguantándose con las manos en el suelo de la puerta, parecían loritos, entonces los cuatro soltaron un “AAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHH”
   Que sucede, gritaron las Chicas ¿??????????

La visión era espectacular……al contra luz las siluetas de los cuerpos de las chicas se dibujaban perfectos dentro de su ropa mojada, los tanguitas triangulaban desde el ombligo hasta las ingles y dos botoncitos de cada una formaban el relieve de sus pechos…………..los loritos estaban paralizados .

Un gran estruendo retumbo a sus espaldas la puerta del baño oculto reventó y por el hueco superior del muro comenzó a entrar agua a borbotones, también de todas las paredes emanaba agua en grandes cantidades, en segundos la estancia se hundió y el techo les amenazaba con empujarles hacia abajo.
Julio y Jose Luis consiguieron subir pero Manolo y Ramón no lo lograron, la habitación acabo de hundirse.

A la salida de la casa Maru, Josefina, Julio y Jose Luis descubrieron un día maravilloso, soleado y una escena extraña, varias figuras de personas se les acercaban corriendo, delante iban Clauss y Pili les seguían todos los demás, todos se abrazaron.

Por todas partes llegaba personal de Bomberos, protección civil, médicos , el despliegue era tremendo, poco rato más tarde sacaban a Julio tapado con una manta y diez minutos más tarde una camilla transportaba a Manolo en dirección a un helicóptero ambulancia .
    Clauss les explico lo sucedido:

La primera noche se desato una tormenta cercana, cuando estábamos preguntando a Manolo, una de las líneas que abastecen de electricidad se vino abajo y dejó sin suministro a la línea de las bombas de achique de la balsa convertida en salón, ellos oyeron un sonido que no reconocieron, eran las bombas que poco mas tarde se paraban por la falta de electricidad.

Al día siguiente coincidiendo con la broma de que se iban ha cerrar las puertas y en medio ya de la tormenta, el sistema de alumbrado y gestión eléctrica del caserón comenzó a fallar y por eso las cerraduras de las puerta se quedaron durante algunas horas atascadas.
El salón realmente era una construcción aparte del caserón y se mantenía flotando sobre una especie de plataforma que flotaba encima del agua de la balsa y con el sistema fallando se iba hundiendo, todo un cúmulo de casualidades, Marisa y Encarna consiguieron salir al tejado de la casa y el grito lo dio Encarna al verse toda manchada de hollín de la chimenea, también Trini y Tere consiguieron salir por un ventanuco del pequeño baño escondido.

Maru pregunto entonces:
-¿por que cuando abrimos a la fuerza la puerta del baño no las encontramos y si un muro de piedra?
A lo que Julio replico, con los nervios se ve que abrimos otra de las molduras de la pared, ya me parecía a mí que no estaba en el mismo sitio.

Jose Luis pregunto:
-Todos creíamos que estabais muertos tú y Pili, al ver la sangre en la cama.
-No era sangre , era de una botella de ketchup que retiramos de la mesa , nos íbamos a hacer unos sándwich, al intentar abrirla se me reventó y nos pusimos de salsa hasta las orejas ,después nos duchamos juntos y se puso caliente la cosa y mientras jugábamos en el baño descubrimos una puerta detrás de una pared del baño, entramos los dos a investigar y dos pasos mas adelante oímos que alguien abría la puerta de la habitación nuestra, la corriente de aire cerro la del baño y nos quedamos desnudos fuera, luego seguimos por un pasillo y salimos al exterior , llamamos a la policía y lo demás ya lo sabéis.

Alguien preguntó:
-Y entonces todo el royo de las preguntas, la invitación, ¿Quién nos ha preparado esto?
Pili contestó:
-En realidad la invitación y las preguntas son para un negocio de venta de multipropiedad, por lo visto a través del Facebook nos captaron y al pobre Manolo lo liaron para organizar el evento, pero el no sabia nada, creía que era algún amigo común el que nos invitaba.

La mañana ya avanzaba la temperatura iba en aumento, los bomberos se retiraban junto con protección civil, Maru y Jose Fina se comían un bocadillo de choped y unas cervezas, y hacían planes para irse unos días a un balneario cercano, Trini junto con Clauss y Pili se comían unos ganchitos acompañados de cubatas de ron cola mientras Ramón contaba chistes al piloto del helicóptero, Encarna le recriminaba a Marisa haberle hecho estropear su pijama de franela y Jose Luis viendo el tema se apuntaba a los cubatas con el grupo de Clauss.
Julio y Tere se fueron a bañarse al río y por poco los tienen que rescatar pues la corriente era muy fuerte.

El helicóptero intentaba despegar, Manolo muy perjudicado quitándose la careta del oxigeno le hizo un gesto al piloto, este se giró acerco su oído a la camilla y entonces Manolo con floja voz le dijo:
“Me invitas a un cigarrito”

FIN


jueves, 15 de septiembre de 2011

Agua al cuello



Tercer capitulo        

Una gran tormenta se desataba esa tarde, incluso dentro de el gran caserón se apreciaban los embates del aire y se sentían las descargas de los rayos que parecían llevar una cadencia macabra, la temperatura se derrumbaba he incluso la iluminación sufrió algunos apagones,” Terror”, “Pánico”, incluso histeria colectiva se apoderó de la mayoría durante algunas horas.

Unos recostados en los sofás, otros en sillas, la mayoría de mujeres acostadas y un gran silencio desalentador, todo esto es lo que quedaba dentro de la casa hacia las 9 de la noche, poco a poco se fueron reuniendo alrededor de la mesa, alguien propuso;
-Bueno, así no solucionamos nada, algo tendremos que hacer.
Tere recomendó volver a la idea de la tormenta de ideas, Ramón se sirvió un bocadillo y una cerveza, a Jose Luis se le acabó el cubalibre y siguió con un Gin-tónic y Julio se empeñaba en descerrajar una de las puertas del pasillo.

A manolo se le acabaron los cigarrillos y miraba con rabia la caja vacía de farias, barajo la idea de fumarse  unas bolsitas de poleo pero no tenia papel de liar, se sirvió al final una mistela doble con cazalla y se sentó en el suelo en mitad de la estancia.
Marisa debatía acaloradamente con Encarna.
-Mira tía, a mi no me retinen mas aquí dentro, yo me pillo el ascensor de la chimenea y me las piro, vente conmigo yo creo que cabemos por el hueco.
-Ni de coña, este conjuntito me ha costado un pico y no pienso destrozarlo.
-Ponte algo más cómodo, por ejemplo un chándal como llevo yo
-Por favor, antes muerta que sencilla.....

En una esquina de la mesa Maru mantenía desde hacia una hora una charla monologo con su amiga Jose Fina, esta asentía sin hacer mucho caso mientras derramaba de vez en cuando algunas lagrimas, pensaba en que nunca realizaría su sueño de ver las altas cumbres de Escocia.

La cerraduras de las puertas se volvieron a cerrar con un sonido seco, y en poco rato el escalón del salón creció hasta medio metro, Manolo se levanto pues se estaba mojando el culo , el agua tenia ya una altura de 2 centímetros pero en instantes creció hasta los cuarenta centímetros, Marisa no se esperó más y decidió intentar trepar por el hueco de la chimenea, armada de valor y vestida con un pijama de franela Encarna la siguió, tres minutos mas tarde un grito alerto a los nerviosos prisioneros.

Jose Luis, el marido de Encarna rápidamente se introdujo por el hueco he intento seguirlas pero su estomago no le dejó, tenia mas diámetro que el hueco, soltando improperios se sentó en una silla en un rincón.
Trini se sintió incomoda y comentó con su marido Ramón la necesidad de hacer aguas menores pero no sabia donde meterse, se limito a pasearse cruzando las piernas de vez en cuando, mientras Tere hacia lo mismo pero dando vueltas en sentido contrario.

 Julio de repente empezó a dar saltos gritando y se dirigió a una de las paredes y se puso a darse cabezazos contra ella, todo el perímetro estaba forrado con molduras de madera y uno de los cabezazos fue a dar en medio de uno de los adornos, espontáneamente el ultimo cabezazo empujo un mecanismo y toda esa moldura de forma rectangular cedió, la empujó con la mano y se mostró un minúsculo cuarto de aseo del que nadie se había percatado, desde el otro lado de la sala Tere y Trini corrieron a empujones al verlo, pegando saltitos para llegar al medio metro de altura que estaba el baño ayudadas por Ramón que las empujaba del culo, apretujadas entraron cerrando de golpe.

Un grito se escucho y se tensó el ambiente todos se acercaron a la disimulada puerta del baño, de repente se abrió y asomando la cabeza Tere espetó:
-¿Alguien tiene papel?

Veinte minutos más tarde a golpes con el atizador Julio conseguía abrir la puerta del baño y sorpresa, “allí no había nadie ni nada”, solo un muro de gruesa piedra donde antes estaba el escusado.

Se volvieron a reunir las seis personas que quedaban y Manolo comenzó a hablar.
-         Creo que hemos sido un poco estúpidos, durante dos días no hemos hecho nada para solucionar la situación, ya es hora de actuar.
-         -Por lo que he estado observando todo el salón se hunde, os habréis dado cuenta de la altura que tienen ya las puertas, aproximadamente un metro y va acelerándose, además el agua en pocas horas nos llegara al cuello.
Jose fina  añadió: - Huy, pues yo cojo en seguida reuma.
Maru se puso a jugar al solitario en el Note-book.
Ramón se sirvió un   pa,pa,pa,pa-   “( nombre como se conocen los cubatas en su pueblo)”
Julio y Jose Luis le acompañaron, Manolo le prendía fuego a la punta de un fino pepinillo sin darse cuenta

Manolo prosiguió:
He estudiado una manera de salir, la idea es reventar una de las puertas y se puede intentar con las cadenas que rodean la chimenea.
-¿Pero donde las sujetamos? Preguntó alguien.
- Es complicado pero se puede hacer, con los cuchillos, el hacha y el atizador se puede hacer un agujero en la puerta que conduce a la salida y luego es cuestión de palanca.

Convencidos se pusieron a la tarea, cada cierto rato uno de los hombres armado con un cuchillo y dando golpes sobre el en la puerta  fueron horadando la dura madera hasta que el agujero tuvo las dimensiones de un puño, entonces pasaron una de las piezas de la chimenea de hierro fundido sujeta a la cadena  por el orificio y la atravesaron por detrás como un  balancín de colgar lámparas en el techo, a continuación lo hicieron con la puerta de al lado para esas horas ya tenían que perforar subidos a una silla y con el agua a media rodilla por lo que los de abajo tenían el agua casi al cuello.

Introdujeron otra pieza de hierro fundido por el agujero de la segunda puerta y a mitad de la cadena apoyaron un grueso tronco de la chimenea y en el medio de la cadena enrollaron el atizador y empezaron a darle vueltas, las maderas de las puertas empezaron a crujir cuando de repente.

Fin del tercer capitulo



miércoles, 14 de septiembre de 2011

Humedad.


Segundo  capitulo


Día 15
El canto de los verderoles despertaba a Encarna poco antes de las 7 de la mañana, después de una tranquila ducha accedió al salón, Manolo ya estaba allí y la vio entrar, iba exquisitamente vestida, una blusa sumamente ceñida coronaba la falda lisa hasta media pierna, con volantitos de gasa en su borde inferior, a juego zapatos negros de salón de alto tacón de aguja y los labios decorados con pinta-labios muy rojo.

Detrás de ella segundos más tarde la seguían Tere y Trini, la primera con atavío muy informal pero de alegres colores y la segunda ajustándose un vestido casi de gala con brillos y mates, después de los primeros saludos matutinos también apareció por detrás de una de las puertas Maru, coqueta como siempre luciendo un vestido recién comprado de este verano y desaparecido durante algunos días después del ultimo viaje.

El alboroto matutino despertó a los demás y al rato todos se unieron en el centro de la sala, las mujeres se observaban y entre susurros se criticaban unas a otras.
-Mira que vestido, ¡ni que fuéramos a una convención¡
-Has visto que mal gusto tiene, los zapatos no le hacen juego.
-Habrase visto, esta no sale de los vaqueros.

Alguno de los hombres empezó el día con una cerveza, otros se dedicaron al café y los bollos y la mayoría de las mujeres devoraron los dulces, también hubo quien se metió entre pecho y espalda un buen bocadillo de fiambre, la mesa estaba repleta, alguien la había preparado por la noche.
Julio apareció el ultimo ,hizo una entrada triunfal , llevaba el porte de un banquero ,traje de chaqueta y corbata confeccionado por Vittorio y Luquino, y zapatos de Hugo Boss a juego con el cinturón  Calvin Klein del mercadillo o de alguna tienda de chinos, saludo a todos gritando un buenos días, se sentó y se apunto al banquete matutino.

Clauss y Pili algo distantes del jolgorio comentaban con inquietud una noticia de un diario que estaba sobre la mesa, se hablaba de un suicidio de algún empresario arruinado, por lo visto ellos lo conocían, lo más extraño es que el diario ya tenia varios años.

De pronto una suave música inundo el ambiente, detrás de ella una voz saludó a los comensales:
-Buenos días  mis queridos invitados, lo prometido es deuda, así que vamos ha empezar con las divertidas actividades, lo primero es advertirles a los presentes que este salón acaba de ser cerrado en todo su perímetro, las puertas son enormemente duras así que no se esfuercen en intentar abrirlas.

Mientras alguno de los hombres probaba abrir alguna puerta la voz continuó.
- A partir de este momento les aconsejo que se centren en las preguntas que les voy ha realizar, estas tienen una sola respuesta y no hay tiempo máximo para responderlas, eso si, cuando mas se tarde mas húmedo estará el ambiente, ya lo descubriréis, la primera pregunta está en un sobre encima de la chimenea.
Suerte.

Manolo después de empujar varias veces una de las puertas si conseguir abrirla muy tranquilo comento con los demás.
-No os preocupéis, debe ser una broma, vamos ha ver que preguntas son.
Jose Luis ya estaba leyendo el folio que había extraído del sobre, la mayoría le inquirió para que leyera para todos, asintiendo prosiguió en voz alta.
Agosto tiene siempre 31 días. ¿Cuantos meses tienen 28 días?
Varios contestaron enseguida: febrero, febrero tiene 28 días.
Clauss, sonriendo replico, todos los meses tiene 28 días si lo sabré yo.

La voz que emergía de los altavoces comento de inmediato.
- Sabia respuesta, habéis acertado, a partir de este momento las respuestas las escribiréis en el Notebook que está al lado del sobre con las preguntas.
Maru trasteaba el pequeño ordenador y al oírlo lo dejo encima de la mesa como si le quemara en las manos, Jose Luis prosiguió con la segunda pregunta.
-         ¿cual es la lógica del orden de los siguientes números?:  5-4-10-9-7-3

Durante un rato todos se dedicaron a hacer cabalas sobre el orden sumas restas arriba y abajo, todos menos Josefina, les miraba mientras se limaba las uñas y se decía a si misma,
¡ Es que yo soy de letras coñi¡

Al cabo de un rato Trini se puso de pié y afirmo con rotundidad, están escritos por orden alfabético estoy segura, todos sonrieron y comentando lo fácil de las preguntas se sintieron ansiosos por la siguiente, mientras Tere lo introducía en el ordenador se escucho la tercera pregunta.
-¿Quien fue el inventor del teléfono?
Varias voces contestaron rápidamente: Grahan Bell.
Con la rotundidad de las respuestas Tere corriendo tecleo la consola del mini PC, un sonido a sirenas emergió de el, todos se miraron, Encarna dando un respingo comento nerviosa.
-Nos hemos equivocado, acabo de recordar que hace pocos años lo cambiaron por Antonio Meucci, que fue el que lo diseño.

Un sonido apagado comenzó a sentirse por la sala pero casi nadie le hizo mucho caso, puesto que no pasaba nada raro continuaron con las preguntas, en un rincón de la sala junto a un opulento sillón Clauss agachado comprobaba un charquito de agua que parecía manar de esa esquina en el suelo.

Tras dos contestaciones más acertadas llego una pregunta difícil.

Pasados 15 minutos, los ánimos parecieron relajarse, cuando de pronto....... Ramón se tiro un aire con estruendoso ruido.- PRRRRFFFFFFFFFFFFF......Después dijo sonriendo”perdon”.
En ese momento el salón entero pareció moverse y un sonido fino como el de chorrillos de agua se dejó sentir, Clauss aviso a los demás.
-Mirad aquí en este rincón hace un rato que había un charquito de agua como de un palmo de grande y ahora ya tiene mas de un metro de diámetro, juraría que la estancia se esta hundiendo,

Julio que estaba al otro lado del salón miró hacia una de las puertas y descubrió que el pequeño escalón que tenia la noche anterior ahora media ya más de 20 centímetros, efectivamente el salón se estaba hundiendo.
Las puertas sonaron como si los cerrojos se hubieran abierto y tras comprobarlo la mayoría corrieron a sus habitaciones, dos horas más tarde después de comprobar que se había estancado el movimiento del salón algunos se volvieron a reunir en el, acordaron realizar una guerra de ideas para resolver como salir de allí pues las puertas de los pasillos seguían cerradas,,,,,

Se escuchó un grito y la mayoría corrió hacia la puerta de donde provenía, estaba cerrada, entre varios intentaron tirarla abajo pero era imposible, su tamaño y grosor lo hacia casi imposible, Ramón, Manolo y Julio se pusieron a buscar al unísono algo con lo que descerrajar la puerta, uno trajo un hacha de cocinero que estaba sobre la mesa, y otro el atizador de la chimenea, el tercero se encendió un cigarro.

Como media hora mas tarde conseguían quitar los pasadores de las bisagras y entraban en la alcoba, el espectáculo era macabro, todo estaba revuelto y la cama,,,,,,, la cama chorreaba sangre como si hubieran degollado un cerdo, y de los cuerpos, nada, se miraron y comprobaron que faltaban Clauss y Pili, todos enmudecieron algunas mujeres se echaron a llorar, Manolo se encendió otro purito.

Fin segundo capítulo

Muerte en el río

Primer capitulo

   Daban la 10 de la noche en la radio local, y mientras Josefina chateaba monótonamente con su amiga, una actualización del Facebook dejaba un aviso de evento.
Intrigada decidió abrirla y leyó el mensaje.
   Estimada amiga he resuelto invitar a algunos de  los amigos  entre los cuales te encuentras, no es broma, tu me conoces pero para dar mas intriga al evento, de momento no te desvelo mi nombre, voy ha organizar una reunión en un paraje precioso con  duración de dos noches y tres días, por supuesto el alojamiento y las comidas corren de mi cuenta.

   Tendremos actividades intensas y mucha charla espero que acudas, te lo pasaras de muerte.
Un saludo.
Lugar del evento: isla de casas del Río, en medio del embalse, Casa rural la noria
Casas del río. Requena junto al río Cabriel .
Viernes 14 , a las 8 de la tarde junto a la Noria.



   El Smart-phone avisaba con leves pitidos de la recepción de un mensaje, Marisa recogía la mesa después de cenar y decidió dejar la lectura de los mensajes para el día siguiente, se encontraba cansada, después de recostarse en el sofá el ruidito de alguien conectándose en el Facebook le hizo girar la cabeza, era Teresa le escribía algo en el chat.
   Miró el portátil y lo cerro, poco mas tarde soñaba placidamente acurrucada en el chaise-longe.
Día 14 a las 7 de la mañana, Encarna enciende el ordenador para pedir fecha en el sindicato, una vez  solicitada la visita, abre la ventana del Face para cotillear diez minutos antes de irse a trabajar, no hay nadie conectado, claro a estas horas, baja un poco en la pagina y ve un mensaje, lo lee, sonríe y sale pitando hacia su centro de trabajo.

Jose Luis coge el teléfono y contesta a una llamada.
-         Que pasa Pili
-         Oye, sabes algo de una invitación   para ir este fin de semana
-         Si, me lo ha dicho hace un rato Encarna, esta tarde nos vamos para allí
-         Pues entonces allí nos vemos

Nada mas dejar la A3, tomaban la carretera N-330  desvío hacia  el Pontón, desde el coche se divisaba el asador donde de vez en cuando se juntaban los amigos y disfrutaban de una opípara comida, iba comentando con su amigo Julio las veces que habían pasado por ese lugar y la de tardes inacabables chupando cubalibres en la terraza del asador.
-Manué, ¿estas seguro de que sabes llegar a casas del Río?.
-Don't  worry my friend, este verano he estado por esta zona pasando unos días, en diez minutos llegamos.

   En ese momento un mercedes antiguo pero muy bien conservado les pasaba a toda mecha tocando el claxon, - Mira Julio, es Ramón, parece que también se ha apuntado a la fiesta.

Maru se paseaba arriba y abajo enérgicamente haciendo fotos, dado lo tarde de la hora el sol se pondría en poco rato y el lugar la tenia entusiasmada, delante de ella imponente giraba una noria con muchísimos años que aun abastece de agua al pueblo, después de disparar la foto una voz a su espalda comento.

-¿Estas sola?
Maru reconoció la voz era su fiel amiga de sus años mozos.
-Si Jose, mi Maridin no ha podido venir, pero yo si hay fiesta, me apunto a un funeral si hace falta.
El sonido del río se mezclaba con el caer del agua de la noria y el aire arrullaba los chopos del otro lado del río, es sol se puso al fin y solo quedo el pequeño alumbrado de una farola en la casona situada junto a la noria, uno tras otro los coches fueron ocupando los huecos entre los pinos y saludos abrazos y besos brotaron durante varios minutos.

   Todos los allí presentes se conocían, pero no directamente.
Manolo ejerció de  anfitrión e hizo las presentaciones.
-Algunos no os conocéis en persona, pero creo que todos nos hemos conectado en el Facebook.
-Os comento que la organización del evento a sido mía pero,,, no en su inicio, creo que todos habéis recibido la invitación, yo también, pero a mi se me ha pedido que organizara la reunión  y atender los problemas mas inmediatos que pudieran surgir, si tenéis alguna pregunta os ruego que la dejéis para mas tarde pues ahora tenemos que embarcar.

   Todos se miraron y extrañados siguieron a Manolo, pocos metros mas abajo una barcaza les esperaba para la travesía, se fueron situando poco a poco a los lados y las maletas las amontonaron en el centro, 10 minutos mas tarde una islita en medio del embalse asomaba solitaria y oscura, al llegar descubrieron una gran casa justo en el medio, parecía un castillo medieval rodeado por agua, hacia las 9 y cuarto todos se reunían en la sala central después de haber dejado las maletas y haberse refrescado un poco.
   Jose Luis ha descubierto una botella de vermouth  Yzaguirre  y  se ha servido una copa con su imprescindible hielo, al lado de las botellas un montoncito de tarjetas de visita se desparraman encima de una bandeja, una de ellas le es familiar, es de una discoteca que nunca se llego a inaugurar, él había sido el instalador del sonido y recordaba una discusión con su dueño.
   Las mujeres han iniciado una amena charla, y un par de grupos de hombres están dispersos por la sala, Manolo  ha desaparecido y el único que parece intrigado es Clauss.
Observa la sala meticulosamente , y se extraña por el estado de los muebles, para la gran inversión hecha en  la casa, el mobiliario no esta acorde ni en la calidad ni en el estilo, parece como si hubieran sido acoplados allí a ultima hora y con prisas.

   El centro del caserón que en sus tiempos fue una gran balsa, se había acondicionado para albergar el comedor central y  repartidas alrededor estaban las gruesas puertas de las habitaciones cada una con su baño y aseo, tres en cada lado norte y  sur y dos en los lados este y oeste, mas los pasillos, en total 12 puertas mas otras doce, pues, desde la puerta que da desde el salón hacia cada habitación hay un metro hasta la siguiente puerta como para amortiguar el ruido producido en la estancia aislando cada alcoba.
   Un muñequito de propaganda  que hace las veces de abridor de botellas esta situado enfrente de una de las sillas, Ramón lo reconoce y sujetándolo en su mano se queda pensativo, después  mira al personal y hace un comentario.
Yo tengo hambre, espeta mirando una gran mesa repleta de platos de comida, y esa cena parece que nos está llamando.

   Por los cuatro costados de la gran mesa se arremolinan todos y descubren en cada asiento un sobre con su nombre, unos en pié y otros sentados van leyendo la carta.
<<Espero que esta noche disfrutéis de la velada, y que descanséis bien, mañana se desvelara el grupo de actividades a realizar, por cierto os habréis dado cuenta de que los móviles no funcionan aquí en la isla, no os preocupéis hay teléfono fijo, si necesitáis llamar a alguien lo utilizais sin dudarlo.>>
   La cena discurrió amena, graciosa como siempre con las chanzas de Ramón, el alcohol deambuló por las cuatro esquinas y el cansancio acudió a ultima hora, Julio se levanto y dando algún traspié se despidió de los demás, al llegar a la puerta que conducía a su habitación comentó en voz alta.
- Joder que Turca llevo,   juraría que aquí no estaba este escalón, hizo un gesto con la mano y se fue a dormir.

   Dado el alboroto y el alcohol, nadie presto atención a la falta de un comensal.
Cerca de las 2 de la noche el grupo fue retirándose poco a poco a sus habitaciones, el salón se quedo solitario excepto por la llegada de Manolo que se sirvió un vaso largo con burbon Four Roses y prendió fuego a una Faria escogida de una cajita de madera situada encima de la chimenea, la luz de manera automática menguó y reclinado en un sillón de piel al fondo en uno de los rincones se recostó disfrutando del momento.
   Una figura pasó sigilosamente en dirección a una de las habitaciones, Manolo desde su rincón lo advirtió pero no hizo ruido, ni se movió, minutos más tarde acabó el purito apuró el vaso y se fue a dormir a su habitación, detrás de el escucho cerrarse la puerta de una de las alcobas, sonrió, poco después roncaba a pierna suelta.

Fin del primer capitulo

viernes, 2 de septiembre de 2011

AL FINAL DE LA VIA


Esta muy oscuro, no se donde me encuentro, pienso que el aliento se me escapa y oigo voces lejanas en un murmullo sin sentido, he dejado de preocuparme, creo que mi vida ha llegado a su fin y recuerdo como empezó el día.

Siempre había notado mis tripas protestando en cada recorrido realizado en tren, no se si sería por los nervios del viaje, aunque estaba mas que acostumbrado, mi vida durante algunos años estaría ligada al ferrocarril, así que tendría que acostumbrarme.

Comenzaban los años 80, rondaría yo los diecinueve años y no se encaminaba mal mi futuro, después de algún tiempo estudiando para ferroviario ya empezaban las practicas, y por un lado lo prefería, el pupitre y mi menda no hacían demasiadas migas y lo de recorrer España me tentaba, lo que no me atraía tanto era dejar a la novia sin mis acostumbradas y continuadas visitas, claro es que nuestro noviazgo era largo y la confianza mutua también.

Después de muchos viajes, transbordos, guardias, y toda 
suerte de absurdas anécdotas ocurridas durante mi servicio militar sobre los raíles por esas estaciones de los pueblos del país, quizás las comidas quizás las juergas, los ligeros síntomas del principio progresaron y pasaron a la categoría de severos, no eran solo las nauseas, sino los calambres y sudores junto a las ligeras taquicardias lo que me estaba amargando la vida.

Mientras subía bultos, cobraba tiques o revisaba vías lejos de casa, mis amigos se divertían con sus motos, viajaban y armaban juergas, pero no se puede tener todo y el trabajo es el trabajo, así que con el tiempo logre mi ilusión y conseguí un puesto de mantenimiento de vías.

Ese día me desperté intranquilo, la línea era nueva tanto como el convoy nada mas verlo sentí frió y se me encogió el estomago pero ya estaba acostumbrado, subí en el tren y me dispuse a pasar las horas de viaje lo menos aburrido posible, no se por que elegí ese vagón, podía haber sido cualquier otro tal vez inconscientemente quise verlo por dentro por que era diferente.

Mientras miraba balancearse la correa del petate situado en el estante encima de los asientos advertí lo solitario del compartimiento. y también del vagón ,llevaba mas de una hora de recorrido y solo se sentían los golpeteos de las puertas y ventanas al paso por las juntas de las vías y el monótono tren tron, tron tron, tron tron, de las ruedas del tren, una ojeada a la ventana llamó mi atención, no reconocía el paisaje tampoco el color de la vegetación era el de costumbre, intente acercarme un poco mas a la ventana y entonces me di cuenta que estaba como aletargado mis movimientos parecían lentos y comenzaba a haber una especie de neblina en la estancia.

Tranquilizándome a mi mismo opté por acercarme al otro lado poco a poco e intentar llamar a mi compañero revisor pero ya no podía casi moverme , note unas gotas de sudor frió en la frente y al intentar concentrarme las palpitaciones aceleradas de mi corazón se hicieron notorias, las pulsaciones en las venas de mis sienes me duelen, en la ventana veo sombras oscuras ,no puedo respirar, aaaaaaaah, que me está pasando ,creo que el tren se ha parado, el pecho me arde y me oprime, aaaaaaah ,¿ no hay nadie para ayudarme? Intento gritar, no me queda aire ahora veo entes mirándome......
Está muy oscuro.

En el hospital me diagnosticaron un descontrol de ansiedad Mayor, ya no sigo con el trabajo de mi vida, vuelvo con la familia, con los amigos intento recobrar mi vida anterior, han pasado muchos años, me he perdido mucho de mi juventud pero.

Estoy vivo.

Esto no es una historia verídica, los personajes son ficticios y la situación, irreal.........
¿ O no ?

A Julio, mi amigo.
.

Una de Terror

Este relato corto , tiene ya algunos años,algunos ya lo habreis leido.

Mientras pulsas repetidamente las teclas del portátil, y lees el último comentario jocoso,
observas de reojo los visillos de la ventana que como estremecidos por un leve soplo 
de aire se balancean dejando asomar la escena de la calle, lúgubre, triste, huérfana de gente
 por lo extremo de la hora.
  
    Le das al Enter, para contestar en el chat, y entonces notas la presencia de algo detrás de ti,
 como unos ojos inquiriéndote, incluso un leve anhelo de respiración en la nuca, el vello erizado
 las pupilas dilatadas en su mayor expresión, giras los ojos al máximo para lentamente seguirlos 
con un movimiento de la cabeza y así descubrir que allí no hay nadie, pero la sensación prosigue, 
el aire parece espeso, el oído se amplifica, las gotas de sudor caen por tu frente.
   
   Notas una mano tuya húmeda, dolor en un costado, una pierna se te agarrota, y te cuesta 
respirar un sonido desagradable huye de tu garganta, sientes terror y ya no puedes moverte.
Piensas, ¿será el asesino de la cuchara?,¿será el cobrador del ocaso?
Entonces¡¡¡¡

   Al fondo escuchas una deformada voz que te inquiere, una voz profunda, que te dice:
---------------------------------------------------------------------------------------

Despiertaaaaa, que te has quedado dormid@  en la cama mientras chateabas , menudos ronquidos pegabas , y saca la mano del orinal que esta lleno y no me acorde de vaciarlo  ayer…..
FIN

NOSTALGIA 2


Capitulo 2

      Esas tardes de asueto ,penalizadas por los profesores con mas deberes, esas tardes de escapada a la huerta, esas horas bambando por la vía del tren, las cucharillas chafadas en los raíles al paso de los comboys de carga con veinte o treinta vagones,luego transformadas en pulseras para las novietas ,esos atardeceres pescando con hilo y varilla de paraguas y en su extremo atado un cuco, gusano lombriz, que atraía a los fartets ,pescaditos de las antiguas acequias, que luego guardábamos en casa en una pecera improvisada con alguna cazuela ,pocos días duraban los pobres.
    No muy amenudo, corria a comprar por encargo de mi madre leche fresca a la vaqueria de detrás del horno del tio Bola cerca de la acequia al otro lado de la via del tren, ya no recuerdo donde estaba el camino, ahora todo está construido ni siquiera existen las huertas, unas son carreteras o rotondas las otras forman parte del Politécnico
y las vías ya no se ven, están enterradas, en esos años jugábamos un pie delante de otro por alguno de los raíles y en la primera mata de habas parada y a merendar.
    
    Y en invierno, rompíamos pataleando charcos helados, vaya con el cambio climático ahora ya no se hielan.
Muchos domingos de mayo rondábamos la iglesia de Vera, llegaban las comuniones, caramelos y pesetas e incluso en algunas –duros—tiraban los padrinos al grito de “Padrí Roños, Padrí Roños” los chiquillos las recogíamos como locos peleando para llenarse mas los bolsillos.
   Poco antes en pascua, a empinar el cachirulo fabricado con posters de películas de cine cañas y cuerda de palomar y la larga cola hecha con  trozos de trapos de colores, y los lunes d e pascua  a saltar a la comba con las hijas de las vecinas y zamparse la mona.
Cuando llegaba el verano, a bañarse a la playa, abundaban los flotadores hechos con las cámaras de las ruedas de coche en mi pandilla la rueda era de camión cabíamos cuatro dentro y mientras nos lanzábamos al agua otros buceando entraban por debajo de la rueda, lo que mas fastidiaba eran las tetillas escaldadas del roce con la goma, y la vuelta a casa con la rueda mojada y llena de arena dándole vueltas entre todos.
    
No tenia la playa bandera azul, te bañabas entre sandias y tomates flotando, cogías tellinas y te las comías crudas o si hacías una buena colección asaditas en casa de aperitivo y si se daba bien los papis te invitaban a un cucurucho de gambitas saladas en el merendero de turno cerquita de la orilla, de beber nada de cocacola, una fresca zarzaparrilla o gaseosa de limón y para los mas pudientes un refresco de Mirinda.
    Después, acabado el verano vuelta al cole , que envidia, mis amigos asisten a un colegio que se ha inagurado hace poco y van con chicas, a mi me toca el instituto otra vez con chicos, la única mujer una profe, de latín pufff.   Doña estropajo de apodo, seria por el pelo, amarillo seco y despeinado.
   
 Cuando se terciaba, fuchina, la tarde libre para colarse en el trenet,”si no venia el revisor” y así después del recorrido, casi siempre acabábamos en la vía del tren, o en la acequia o en la huerta, y vuelta a merendar habas o tomates o cualquier fruta de esa temporada.
    Recuerdo una vez en fallas ,el tortazo que recibí de alguna jovencita, total le pegue en el culo con esa pelota de piel atada con una larga goma que entonces  se estilaba, también era un martirio para las chicas el acoso con los chunguitos que tirábamos con las gomas.      Anda que no éramos brutos.
Y las meriendas de churros con chocolate pagadas con la venta de los cascos de vidrio de bebida que encontrábamos y si no llegaba, comprábamos petardos mechas y regaliz
Y a veces purumoro.
   
  En ocasiones, íbamos de excursión, lejos de la malvarrosa,
Al monumento a Soroya, y nada mas llegar a tirarse por sus toboganes, claro que si elegíamos dirección contraria el destino era ,los peixechs, y el barranco de carraixech
Situado en el fin del mundo, visto claro desde esa edad.

Otro día, más

NOSTALGIA


Recuerdos.

Salía de casa muy feliz pues con solo 9 añitos ya podía ayudar en casa, me mandaban a por hielo a” LA CHESTANA” una bodeguilla en la que vendían vinos de todos los tipos a granel, amontillados de Utiel ,dulces ,Yecla ,Jumilla ,grandísimos toneles dejaban por sus junturas aromas a uva fermentada.
   También vendían hielo en barras grandísimas que partían con una inmensa cizalla y así se podía transportar a casa, y es que teníamos nevera, no las de ahora eléctricas, eran de hielo, metías arriba en un departamento que tenia el trozo de barra de hielo y duraba casi todo el día en invierno, y medio día escaso en verano pero algo era algo.

   Después me dirigía por una calle de tierra entre campos hacia el cole al final de la calle entre campos de patatas, en el recodo de una de las innumerables acequias en las que probé sus frías aguas, a la derecha se situaba una cancela de hierro de un pasadizo bajo de la edificación de las antiguas dependencias en el internado de los escolapios.
   Entrábamos al montón, solo chicos uniformados con aquellos blusones de rayitas azules y blancas con bolsillos a los lados y un simulado cinturón cosido a la espalda, sentados esperábamos a que el Sr. profesor pasara lista-“Albiol,Alcober,Velazquez,Cano ,Carles............Yo estaba casi al final ,oía mi apellido –Quintana- y había que contestar “Presente”.

   Eran buenos profesores ,de los de antes, de los de palmada con la regla de madera en la mano, y a veces en la punta de los dedos, para todos claro para no discriminar, situado al final de la clase sentado en una silla volvía a pasar lista ---Rodríguez-...”PLAS”, en toda la palma de la mano, Solís- “ZAS”.
   Algunas tardes tocaba gimnasia que se empezaba como siempre con música y el brazo en alto” Cara al sol con la camisa nuev.............” y en los recreos ,”Churro va”.
Y por supuesto muchos sábados a misa en la capilla ,era un colegio de curas.

   Por la tarde después de clase a robar cascabellicos agrios como ellos solos, otros días sacábamos un paquetito de sal del bolsillo y tras coger prestado un suculento tomate valenciano allí mismo en el campo de detrás, y con una navajita de llavero a trozos merendábamos y bien a gusto ,unnnmm que rico sabia.
   Creo que eran los jueves, no todos, que hacíamos pellas, y ala a coger samarucs, y si no a saltar acequias y ya tarde a casa "chopados" y llenos de barro,,,,,,Manolín otra vez lleno de barro, ala castigado. Una santa eso es lo que era mi madre.
   Los sábados excursión a la acequia de vera a cazar melones o sandias, lo que primero pasara flotando, con las lanzas hechas de caña valenciana robadas en el castillo maldito.

   Una vez vimos una tortuga gigante, se la llevo la guardia civil, otro día el melón era la cabeza de un hombre en el fango semienterrado, que susto, otra vez la guardia civil.
   Muchos días de fiesta explorábamos la antigua papelera, por una rendija del muro accedíamos al interior y en unas balsas pegadas al lado de la playa observábamos las carpas de colores ,si era en verano ,de un salto al muro del este y vistiendo un calzón viejo guardado en algún bolsillo nos bañábamos en el charco parra cerca de la patacona , lo difícil era volver pues un poblado gitano habitaba la zona y teníamos que pasar por medio para llegar al puente de madera que separaba la playa de Alboraya y la de la Malvarrosa, también ,a veces corríamos a la orilla de la playa y cruzábamos la acequia a pie con agua a la cintura o mas, claro que éramos unos retacos de palmo y medio.

   Y los domingos en verano los padres nos llevaban frente a la iglesia de Vera, al otro lado de la acequia a un chiringuito,,,El tío Pepe,,, horchatita y fartons, a mi particularmente me gustaban más las rosquilletas, pero la mayoría siempre triunfaba, yo después me vengaba y me comía tres, y disimulaba.
Continuará.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Hummmmm, que rico....

Hoy comparto con vosotros mi receta , un guiso de rape para chuparse las yemas,(de los dedos claro)

La inventamos un día de cháchara mi amigo el cocinillas Leandro y yo



Lo primero,comprar un paquete de colas de rape en tu tienda preferida, (congeladas).
Y un paquete de habitas baby.


Ingredientes 4 personas:


1 bolsa colas de rape más menos: 2 o 3 colas por persona, que esten congeladas.
1 bolsa habas baby
1 patata grande por persona
1 cebolla grande por 2 personas
2 o 3 langostinos o gambas por persona,(al gusto de los zampones)
Sal
pimenton picante o dulce...al gusto
1 vaso de vino y agua mitad y mitad, (o un vaso de cerveza , da igual sin alcohol, yo prefiero una Woll Damm)
Aceite
Un tomate mediano rayado


Preparación :


cazuela ancha normal,(mejor de barro)
se echa aceite (generosamente) y se cubre el fondo con rodajas de cebolla de un dedo de gordas
encima se cubre con rodajas de patata de un dedo de gordas tambiénse sal pimienta al gusto¡¡¡ ,ahora las habitas y se le puede añadir el tomate¡¡¡
se cuece a fuego lento y a los 10 minutos se mueve la cazuela para que ligue el guiso y se añaden las colas de rape.
cuando este corto de salsa se le añade el vaso con vino y agua y se rectifica de sal
recuerdo que hay menear la cazuela cada 10 minutos para ligar la salsa, diez minutos antes de acabar se le añaden las gambas
tiempo más menos 1 hora,siempre a fuego muy lento


A mi me gusta con mucha salsa,hay quien prefiere mas sequito, es cuestión de echar mas agua.

BON PROFIT.

Vendo Piso en Malvarrosa

El inmueble está ubicado a 200 metros de la playa, orientado al oeste todo exterior con balcón de 6 mts. Dispone de cuatro habitaciones, ...