viernes, 9 de diciembre de 2011

Recuerdos




Recuerdos de infancia, aromas a lejía y a jabón, a caricias suaves de mi madre y a enseñanzas de mi padre, también recuerdo los paseos con mis abuelos, los de parte de mi madre que los de mi padre no tuve la suerte de tenerlos.

Añoranzas de sensaciones dulces y amargas, risas y lloros, sonrisas y lágrimas, olor a lluvia y a veces a sudor, visiones almacenadas en los anaqueles de la memoria de días de pascua con la familia y mañanas de juegos en los descampados con los amigos del barrio.

Tardes de tormenta y barro en  las calles, de baños en la playa y en las acequias de la huerta, juegos tranquilos a la peonza y a los chavos negros, a las tellas y al escondite, también a besos furtivos escondidos en un portal, “aquella morena andaluza recién llegada” ,,,

Recuerdos…

Partidillos de fútbol en la calle solo perturbados por algún carro o incluso algún coche destartalado y antiguo, y el furgón de las gaseosas repartiendo limonadas.
    A veces las voces del vendedor ambulante de pescado nos despistaban,
“el aladroooooo , el blanqueeeeeet” un hombre bajito cargando dos cubos de pescado recorría las calles del barrio, por allí también pasaba un carro que vendía patatas en sacos.

Los domingos cuando las comuniones carreras en la plaza de la iglesia para recoger pesetas y chavos , duros y caramelos, para fallas petardos y pelotazos a las chicas en el trasero con la pelota sujeta con una goma, los mas brutos tiraban trozos doblados de juncos de las huertas, y a la salida del cole a cambiar cromos de vida y color o de fútbol en la paraeta.

Recuerdos..

   En ocasiones el guateque  con un tocadiscos dentro de un portal habían papas, quicos, y pepitos de fiambre y para beber mirinda o zarzaparrilla , las tardes sentados en el poyete del zaguán jugando a la brisca mientras las chicas saltaban enfrente a la goma
o a la comba, también se hacia el bruto cuando todos agachados en fila jugábamos a churro va.

   Miro ahora a los chavales que se aburren”con su móvil y su I-phone”, ya no juegan en las calles solo se sientan en algún rincón y miran sus aparatos electrónicos.

   Conforme pasan los años valoro más mis recuerdos, hay días que rezuman nostalgia y días que me dan alegría, otros dan ganas de llorar, pero es lo que tiene recordar.

   La vida continua, experiencias sensaciones olores y sonidos nuevos vendrán,yo los guardaré en la despensa de mi memoria.

“Recuerdos…”

Vendo Piso en Malvarrosa

El inmueble está ubicado a 200 metros de la playa, orientado al oeste todo exterior con balcón de 6 mts. Dispone de cuatro habitaciones, ...