martes, 5 de julio de 2011

Ego.



Voy ha intentar hacer un debate sobre la individualidad y el grupo.

      De pequeño, en el colegio ya se empezaba a imponer el concepto del trabajo en grupo eliminando al individuo, cosa que en si no está mal, si no fuera por que no todos los estudiantes no son igual de aplicados y si algunos pasan del trabajo encomendado la puntuación” individual” lo nota y los profesores también pasan de analizarlo.

       Si te quejas es que eres egoísta y solitario y te increpan con que es malo para la sociedad.
La sociedad, de socio claro, pero sin voz propia, todo viene estructurado por los poderes fácticos, por los grupos de poder, los religiosos, la  prensa
, todo el mundo- te dice lo que debes vestir comer comprar e incluso pensar, “la masa” eso es lo que importa, manipula a los lideres de los grupos y manipularas las masas, esto es lo que cuenta.
       El aborregamiento, el pensamiento único es lo que prima, hay que excluir la personalidad y la critica, desterrar el “YO”, formar a ciudadanos cortados por el mismo patrón, si destacas en solitario eres un bicho raro.
       Pero nos olvidamos de las lecciones de la historia, los descubrimientos importantes, los grandes escritores, pintores, pensadores investigadores etc., eran solitarios individuos y también por eso tachados de huraños y raros.
                  
        Reconozco que el grupo es necesario, hace la fuerza y da seguridad pero es necesario cuidar al individuo.
En muchos aspectos yo soy autodidacta, también solitario y muy defensor del individualismo sin menospreciar al grupo, hay ocasiones que el instinto  gregario nos salva de apuros pero si se lleva al extremo se convierte masa insustancial.
         Quien no pertenece a un grupo es un perdedor, debes de ser religioso o ateo, del Barcelona o  del Madrid, de derechas o de izquierdas o negro o blanco, puedes opinar que hay matices grises pero solo destacaras por raro,  hay tribus urbanas uniformadas, uniones sindicales que solo defienden su sillón, cooperativas que arruinan a sus agricultores debido al excesivo gasto de gestión  y toda clase de agrupaciones que mas que ayudar al individuo lo oprimen y dejan sin voz.
           Siguiendo con la historia, Nietzsche, Hitler, Musolini, Castro, Mahoma, Jesus, Gandi, todos hablaban del grupo de la masa y apartaban al ciudadano individual.
Yo soy de un grupo de amigos, también de una red social, agnóstico pero bautizado y aunque quisiera no dejaría de ser de algún grupo, pero si tengo que discrepar lo hago, no me gusta ir de comida de amistad y comer lo que dicta el grupo, no me gusta vestir lo que la moda obliga, ni pensar lo que la prensa manipula, voy a mi aire, y claro que soy raro solitario vamos un bicho raro, eso es personalidad y detesto toda clase de uniformidad.

         Quizás lo llevo un poco al extremo, pero estoy en mi derecho y puedo estar equivocado pero reivindico la discrepancia del “yo individual” .

          Hoy no he escrito solo para mí, ni solo para que lo leáis, espero que comentéis aquí debajo lo que os apetezca, o critiquéis, cualquier opinión es valida e interesante.
 Un saludo………..

Para entretenerse

1 comentario:

mariamaria dijo...

Pues no te veo "raro", entre otras cosas porque detesto esa palabra. Diferente, peculiar... lo prefiero. Y todos necesitamos esa parcela de individualidad y no perderla. Felicidades ha queado muy bien.

Vendo Piso en Malvarrosa

El inmueble está ubicado a 200 metros de la playa, orientado al oeste todo exterior con balcón de 6 mts. Dispone de cuatro habitaciones, ...