miércoles, 25 de abril de 2012

ABURRIMIENTO




   Por fin he acabado los quehaceres de hoy, me acomodo en mi lado del sofá, más bien me dejo caer justo en el espacio de espuma tapizada ya deformado por el peso y los años, dirijo un dedo a mi vetusto compañero marca Acer y pulso directamente su tecla verde de arranque.

   Unos segundos mas tarde después de un innumerable suceder de ruiditos intermitentes la melodía aburrida del Windows resuena por todo el salón, (como la odio, cualquier día la sustituyo por algo más agradable).

   La  pantalla de 15 pulgadas ya empieza a perder contraste y el teclado muy
desgastado presenta algunas teclas completamente negras difuntas de su símbolo, vocal consonante o numero e incluso algún paréntesis semi-desaparecido, sus pequeños altavoces ya no son lo que eran, ahora carraspean y se niegan a cantar fuerte algunos agudos.
   Como todo en esta vida mi PC-portátil se está haciendo mayor, que no viejo, viejos son los muebles y cachivaches heredados o a lo mejor comprados en algún rastrillo, viejo es algún puente o camino, edificio o coche clásico y también mi antigua bicicleta abandonada y cubierta de herrumbre, desamparada por la humedad.
  
   Este compañero electrónico  sustituyó mi medio de locomoción de dos ruedas hace años, después del accidente, quebrado el cuerpo y ansiosa la mente fue la mejor opción que se me ocurrió, no me arrepiento   pues mis largos meses de escayolas y sofá se consolaron visitando paginas de Internet  y poniéndome al día con las nuevas redes sociales.
  
   Bueno aquí estoy, echare un vistazo al correo y publicaré tonterías en el Facebook, el blog, “hay el blog”, abandonado lo tengo últimamente, no se me ocurren ideas para escribir y me quedo absorto mirando la pantalla sin saber que hacer, pasan los minutos y decido desistir, lo dejo un rato y me asomo al balcón para pegar un vistazo, las noches ya no son tan frías y mi calle aunque no es la que era, conserva algo de bullicio, casi lo prefiero, más tranquilidad.

   Un rato más tarde después de apurar el penúltimo cigarrillo de la jornada medito sobre cosas nimias, también sobre otras importantes y recuerdo sensaciones antiguas, buenas y malas,,,, hace unos días pasaron las pascuas y el clima no acompañó, ahora se acerca el verano, veremos que nos depara, entro otra vez al salón y voy directo a apagar el portátil, lo intentaré otro día.

   Así que como dice el titulo de mi blog,” Hoy no escribo, quizás mañana”.

No hay comentarios:

Vendo Piso en Malvarrosa

El inmueble está ubicado a 200 metros de la playa, orientado al oeste todo exterior con balcón de 6 mts. Dispone de cuatro habitaciones, ...